¿Por qué fallan los sistemas de compensación variable?

Aunque la realidad es que hay sistemas de compensación fija que operan muy bien al igual que hay sistemas de compensación variables que son excelentes, la tendencia hacia sistemas de compensación variable es cada vez mas generalizada..

La tendencia se está mostrando tanto en el piso de producción como en el nivel ejecutivo, no solo en las áreas tradicionales como las ventas.

El riesgo es que esta iniciativa en las empresas se convierta en una más de los proyectos fallidos y uno más de los clásicos “eso aquí, no funciona”.

Aquí hay una lista de las fallas más comunes que se deben evitar para lograr el éxito al implementar estos sistemas.

1. No se conoce la capacidad del sistema sobre el cual se establece el nuevo sistema de compensación.

El desarrollo de un modelo de compensación se basa en conocer cual es la capacidad del sistema ya que la compensación debe calcularse en base a esas posibilidades que tiene el sistema operativo o de ventas. De otra forma se va a tener un sub aprovechamiento de la capacidad del sistema en particular y además se va a premiar por lo que de entrada ya se debería estar haciendo.

2.Entregar la recompensa, llámese bono, comisión, premio, aunque no se hayan logrado las metas o cumplido las condiciones establecidas.

Esta es la manera más fácil de destruir el sistema. En ese momento los empleados consiguen un aumento de sueldo sin contribuir a nada a la productividad de la empresa y eso fácilmente se convierte en costumbre.

3. El mecanismo de evaluación de los méritos para lograr el premio no es suficientemente riguroso.

Es común que en la empresa, a la hora de calificar la actuación de las personas todos sean “excelentes o muy buenos” y muy pocos son de bajo rendimiento. Con esto también se distorsiona el sentido de la compensación. También sucede cuando el sistema no es objetivo y deja a la calificación al interés del jefe.

4. El sistema se complica con el tiempo

Un buen sistema debe tener pocas reglas y muy claras. Conforme la empresa crece se van incorporando casos especiales que hacen que la administración del sistema requiera cada vez más tiempo con lo que tiende a abandonarse.

5. El sistema no es justo.

Este es un riesgo que muchas veces está en la percepción de los que no han estado incluidos en el modelo de compensación. La consecuencia es que estas personas no lo apoyen o pueden boicotearlo  inconscientemente.

6. Diseño incompleto o de corto plazo

Si el sistema no toma en cuenta las variaciones de la economía o del mercado y no se actualiza, puede resultar en que las percepciones  aumenten o disminuyan desproporcionadamente, lo que con frecuencia lleva a la suspensión del sistema.

7. Muy altas expectativas

Con frecuencia el sistema de compensación se convierte en la única acción y la palanca casi exclusiva para lograr resultados, lo que le pone un alto nivel de expectativas y mayor a lo que puede lograr por si solo: Con el tiempo viene el desencanto y se abandona el proyecto.

Si se diseña con cuidado y se administra y actualiza oportunamente, el sistema de compensación  puede convertirse en una gran ayuda para la alineación de la organización en el logro de objetivos.

 

adminweb

Leave a Reply