El nuevo libro de Jim Collins

¿En realidad Jim Collins tiene algo nuevo que añadir a su diagnóstico de qué hace exitosa a una empresa? Los cuatro libros anteriores escritos por Collins han sido de los libros de administración más vendidos en los últimos años (Por ejemplo Built to last y Good to Great). Todos presentan los resultados de las investigaciones en las que compara una empresa exitosa y con otra no tanto. Busca que las empresas comparadas sean de la misma rama de negocios y las analiza durante un periodo más o menos largo. Para escoger y comparar a las empresas se basa en los cambios en el precio de la acción a través de los años.

Con esto saca las conclusiones de qué es lo que hace progresar a una empresa comparada con otra que no avanzó de la misma forma. Al encontrar el mismo  factor como causa común en varios casos lo convierte en la explicación de qué factor es lo que produce el éxito empresarial.

Esta técnica de comparación de una buena empresa con una que no lo es se inició con el libro  de Tom Peters, In Search of excellence, que escribió con Robert Waterman.

En ese primer ejercicio, Collins participó en el equipo de investigación y de ahí fue desarrollando la tecnología que lo convirtió en uno de los autores más leídos en el campo de la gestión de empresas y de paso en un exitoso hombre de negocios que ya no da clases en una Universidad sino que tiene un propio laboratorio de investigación de negocios en Colorado.

Una de las aportaciones de Collins a la literatura de los negocios es la capacidad que tiene de crear metáforas, modelos o figuras para transmitir sus hallazgos. Las conclusiones las convierte en metáforas que hacen más fácil entender y recordar algunos conceptos más o menos complicados. Por ejemplo, los conceptos del líder de quinto nivel o la metáfora del autobús se entienden con rapidez y se han popularizado en los negocios. También usa dibujos o gráficos que explican con claridad sus conceptos.

Los conceptos de Collins no son de la profundidad de otros autores, no hace filosofía sino que busca aspectos muy prácticos para compartir con el lector, y  sus hallazgos se vuelven muy populares, ya que son de aplicación casi inmediata.

En lo que parece que hace con facilidad es más bien, el resultado de una dura disciplina de pensamiento para lograr transmitir sus ideas, la sigue mostrando Collins en el más reciente libro, Great by choice.

Justifica volver otra vez al tema de las comparaciones y aplicar la misma metodología porque ha realizado nuevos hallazgos sobre el éxito, nuevas explicaciones de lo que observó en el nuevo conjunto de empresas que comparó para este libro.

Las nuevas metáforas inventadas para Great by Choice, son otra vez pegajosas y muy descriptivas de sus ideas derivadas de los aprendizajes de esta nueva investigación.

Entre otros temas, trata el tema de moda en los círculos académicos en Estados Unidos: el factor suerte. La suerte para explicar el éxito en las empresas, la bolsa, etc. Kahneman por ejemplo, sostiene que en los éxitos de las empresas analizados en comparaciones como las de Collins, hay un muy importante factor de simple suerte, de variaciones estadísticas en los resultados que explican una gran parte del éxito de una corporación más allá de las interpretaciones de analistas como Collins.

Para Collins más que el evento  de buena o mala suerte en sí, importa qué hace la empresa con el evento, cómo reacciona ante el cambio y cómo enfrentan las consecuencias del evento.

Para los que buscan los “cómos” Collins se disculpa, no es su intención mostrar cómo se hacen las cosas, cómo se hace un líder o cómo se logra una empresa modelo grande o perdurable. El autor se limita a mostrar las diferencias y les deja a otros el cómo hacer realidad los conceptos y lograr que las empresas se comporten como grandes y exitosas.

Collins defiende la continuación de su enfoque de comparar empresas y deducir los principales factores del éxito de sus estudios, también su contribución a la dirección de empresas y su derecho a seguir escribiendo sobre el tema. En su opinión esto enriquece la perspectiva del análisis de las empresas y los nuevos resultados que encontró, permiten verlas desde diferentes ángulos.

La vida de las organizaciones es sumamente compleja y cambiante, por eso Collins no tiene que justificarse por haber escrito otro libro sobre el mismo tema. La vida de las empresas da para muchos análisis más. El problema hubiera sido que llegara a las mismas conclusiones que en los libros anteriores. En cambio, descubre nuevas facetas de las organizaciones exitosas y contribuye a los modelos que pueden aplicarse al análisis de las empresas.

El libro está muy bien escrito y se lee con facilidad, esperamos que se publique en español y siga ampliando la literatura y el conocimiento disponible para los líderes de negocios en el mundo.

adminweb

Leave a Reply