Steve Jobs o la sucesión del fundador

Desde que se enteró que tenía cáncer y después de que tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir, Steve Jobs inició el proceso de aceptar lo inevitable y empezó la búsqueda de su sucesor para la dirección de Apple.Apple se ha convertido en una de las compañías más innovadoras y exitosas del mundo, por lo tanto sumamente difícil de liderar por el grado de complejidad que involucra. Al igual que en casi todos los casos de sucesión del fundador, a Jobs se le presentaron una serie de decisiones a tomar, pero a diferencia de los casos más normales, Jobs tenía una certeza: la cercanía del punto final.Los fundadores son difíciles de reemplazar y no por pocas razones. El fundador inventó la empresa, la conoce como nadie y puede hacer cosas que nadie más se atreve. El fundador no tiene fecha para retirarse, no hay consejo de accionistas que determine la edad de jubilación. Además, con frecuencia regresa a dirigir la empresa porque no le gusta la manera como el sucesor lo está haciendo o porque se aburría en el golf y los viajes.Así como éstos, hay una serie de factores que hacen que la decisión de la sucesión del fundador sea uno de los momentos críticos en la supervivencia de la empresa.

Después de haber acompañado varios procesos de sucesión y de observar muchos otros, hemos compuesto una lista de temas de negocios a considerar para la sucesión exitosa. Está claro que estamos concentrados en los aspectos de negocios. Los temas de familia, herencia y reparto quedarán para otro estudio que puede resultar más amplio.

1.- Escoger al sucesor.
Determinar si continúa la familia al frente del negocio o bien se selecciona a un profesional es una de las grandes decisiones. Si por definición el sucesor tiene que ser un miembro de la familia, la pregunta es ¿cuál de los herederos tiene las competencias y el interés para estar en el puesto? Cuando hay varios candidatos calificados el tema técnico se limita a escoger al más capaz para liderar el futuro de la empresa. Si por el contrario ésta no es condición indispensable, las posibilidades se amplían, pero igual hay que tomar la decisión.

2.- La construcción del equipo directivo.
Por su historia y perfil, el fundador ejecuta varios puestos o funciones en un negocio que él inventó.
No se le puede pedir a una sola persona que no sea el fundador que haga solo todo lo que el fundador hace. Por su formación, el sucesor no necesariamente tiene toda la variedad de habilidades necesarias. Por esto, casi siempre se debe construir un equipo aunque sea pequeño, donde antes había una sola persona.

3.- El plan de capacitación.
Si se trata de un familiar, el plan incluye todos los aspectos del negocio y los planes a futuro, pero también la historia de la empresa, la vivencia de los valores y la toma de decisiones. Una leyenda del pueblo explicaba porqué los hijos de Don Fulano terminaron rápidamente con el negocio que heredaron: “Es que los traía de mandaderos, nunca los enseñó a mandar”. La capacitación debe desarrollar la capacidad de mandar y pensar como dueño de la empresa, no como su beneficiario solamente.

4.- Formación de un Consejo Directivo.
En noviembre Apple anunció el nombramiento del presidente del Consejo. Durante el tiempo de Jobs, él cubría dos puestos: el de CEO o director general y el de Chairman of the Board o presidente del Consejo. Con esto se le da una nueva autoridad y responsabilidad al Consejo que antes no tenía. Esto va en línea con las nuevas formas de administrar a las empresas con Consejo que tiene un rol más claro y definido.
Junto con el equipo directivo se necesita integrar un Consejo formado por especialistas y personas de confianza. Ésta puede ser la aportación más valiosa del fundador para la supervivencia de la empresa.

5.- El plan de trabajo.
El proceso de sucesión del CEO en cualquier empresa es difícil y la del CEO fundador trae aún decisiones más difíciles y el proceso toma tiempo, hay que empezar tan pronto sea posible. Es conveniente que el fundador forme un pequeño equipo que le ayude a identificar las etapas y conformar un cronograma que sólo él puede hacer cumplir.

Steve Jobs fue probando esquemas y desarrollando talento dentro de Apple, y los directivos e inversionistas de la Bolsa lo fueron siguiendo con mucha atención. También los ejecutivos de su empresa y los familiares están siguiendo lo que hace en el camino de sucesión el fundador. El futuro de la empresa y de la familia depende de la madurez con que el fundador se aboque a este tema.

PUBLICACIÓN: Periódico EL NORTE, 2011
Baja el artículo, aquí

adminweb

Leave a Reply